Cuatro Pasos para Reducir los Brotes de COVID-19 | Paso 3: Notificar a los Contactos Cercanos: Gane la Carrera Contra el Tiempo

En esta breve serie, cubrimos cuatro estrategias clave que ayudarán a reducir la probabilidad de un brote de COVID-19 en su organización.

Liz Ruark
Step 3: Notifying Close Contacts: Win the Race Against Time

En nuestras publicaciones anteriores de esta serie, hablamos sobre la vacunación y el uso de mascarillas, nuestras dos estrategias principales para disminuir los brotes de COVID-19 en las escuelas y los lugares de trabajo. En esta publicación, cubriremos una estrategia que es más compleja, pero que realmente puede marcar la diferencia: el rastreo de contactos.

El objetivo del juego en lo que respecta al rastreo-de-contactos es simple: Identificar a todas las personas que estuvieron en contacto cercano con un caso positivo de COVID mientras esa persona era contagiosa y notificar a los contactos sobre su estado lo antes posible — preferiblemente dentro de 24 horas — para que puedan hacer cuarentena. Es importante identificar el momento porque, cuanto más tiempo permanezcan los contactos cercanos sin saber que pueden haber estado expuestos al virus, es más probable que infecten a otras personas.

Entonces, antes que nada, ¿cuál es la definición de un contacto cercano? Según los CDC, es alguien que estuvo a menos de seis pies de distancia de una persona infectada durante un total de al menos 15 minutos en el transcurso de 24 horas.

Una excepción a esa regla se aplica solo a las escuelas: Estudiantes que han estado entre tres y seis pies de una persona infectada no se consideran contactos cercanos siempre y cuando estuvieron en la escuela y usaron máscaras "correcta y consistentemente". Esto se debe a que la investigación durante el año escolar 2020-21 (particularmente los estudios de Massachusetts y Carolina del Norte) mostraron que en el ambiente controlado de una escuela, los estudiantes con uso de máscaras adecuadamente y a tres pies de distancia entre sí, no eran más propensos a transmitir la enfermedad que aquellos que estaban a seis pies de distancia.

Ahora que sabe lo que es un contacto cercano, ¿cómo identifica rápidamente quiénes son esas personas dentro de su lugar de trabajo o escuela cuando lo necesita? Las claves son 1) saber quién está cerca de quién en todo momento, y 2) tener una persona o equipo designado responsable de identificar y notificar a los contactos cercanos.

En teoría, las escuelas lo tienen más fácil que los lugares de trabajo en ambos aspectos: los asientos asignados y consistentes a menudo son parte de la cultura escolar, y los sistemas escolares generalmente incluyen personal de enfermería, que son los miembros lógicos del equipo para interactuar con los funcionarios de salud pública. Sin embargo, la carga adicional del rastreo de contactos además de otras tareas de las enfermeras definitivamente puede presentar un desafío, especialmente en distritos con recursos limitados.

Algunos lugares de trabajo, por el contrario, pueden tener los recursos para realizar un rastreo de contactos eficiente. Sin embargo, es posible que necesiten implementar sistemas como mapas de asientos para espacios de trabajo y reuniones para realizar un seguimiento de dónde están las personas.

Técnicamente, el rastreo de contactos es parte del trabajo de su oficina de salud pública local o estatal. Sin embargo, si su lugar de trabajo o escuela puede colaborar con ellos en este proceso, hay MUCHAS más posibilidades de que los contactos cercanos puedan ser notificados dentro de ese período crucial de 24 horas. Es por eso que el Planificador de Pruebas en el Trabajo pregunta si su lugar de trabajo o escuela tiene la capacidad de identificar y notificar a los contactos cercanos en ese período de tiempo: Tener esa capacidad disminuye la probabilidad de que un caso positivo cause un brote en su organización — y disminuye su necesidad de depender en las pruebas para mantener a su población a salvo de COVID-19.

Vea más artículos de WhenToTest en:

Vida social Viajes Niños y escuela Trabajo