Nuevos Recursos para COVID-19 en la Primavera Posterior a Omicron

El aumento de Omicron finalmente está disminuyendo. Mientras nos reagrupamos, usemos algunos recursos recientemente disponibles para vigilar dónde estamos.

Liz Ruark
Man taking mask off outside

Ha sido un largo y duro invierno de Omicron aquí en los Estados Unidos. Los casos de COVID-19 se dispararon a niveles que nunca antes habíamos visto. Siguieron hospitalizaciones y muertes, en gran parte en aquellos que permanecieron sin vacunar. Los números fueron asombrosos y entumecedores.

Pero como dirá cualquier epidemiólogo, todos los aumentos repentinos de enfermedades infecciosas eventualmente disminuyen, como lo está haciendo finalmente el aumento devastador de Omicron en los EE. UU. En nuestro caso, eso se debe tanto a la protección que tienen contra el virus quienes están al día con las vacunas, como al hecho de que Omicron golpeó a tantas personas no vacunadas, dándoles una medida de inmunidad posterior-a- la-infección. Además, está regresando el clima más cálido – o pronto regresará – a muchos estados, y ahora sabemos que COVID-19 tiene un componente estacional. Es hora de que tomemos un respiro y nos reagrupemos.

Parte de esa reagrupación será acostumbrarnos a una nueva forma de evaluar el riesgo de COVID-19: los Niveles Comunitarios de COVID-19 de los CDC. En lugar de simplemente rastrear los números de casos de COVID-19, el Nivel Comunitario también tiene en cuenta la cantidad de personas admitidas en hospitales locales con COVID-19 durante la última semana, así como la cantidad de camas de hospital ocupadas por pacientes con el virus

¿Por qué el CDC hizo este cambio? Porque todos los casos de COVID-19 ya no son iguales. Las personas vacunadas que se infectan tienen muchas menos probabilidades de enfermarse lo suficiente como para necesitar ir al hospital. Ahora que tantas personas en los EE. UU. han sido vacunadas, el alto número de casos no necesariamente significa que muchas personas se están enfermando gravemente; en teoría, todos podrían ser casos leves en personas vacunadas. Pero si el número de hospitalizaciones y pacientes hospitalizados también está aumentando, entonces el virus está comenzando a enfermar gravemente a muchas personas. Y si los casos graves continúan aumentando, el sistema local de atención médica pronto podría verse sobrecargado. Esas son las situaciones en las que las medidas de salud pública como el uso de mascarillas se vuelven más importantes.

Puede realizar fácilmente un seguimiento de su Nivel Comunitario local ingresando su estado y condado en el dispositivo de Verificación del Condado COVID-19 de los CDC. En el condado de Worcester, Massachusetts, donde yo vivo, el dispositivo me dice que el nivel es actualmente bajo, lo que significa que no tengo que usar una máscara a menos que tenga síntomas de COVID-19, haya resultado positivo o haya estado expuesto recientemente a alguien que tiene el virus. (Hay un enlace para más información sobre protección adicional para personas inmunocomprometidas). Si el nivel de mi condado fuera medio o alto, las recomendaciones serían diferentes.

Si tengo síntomas o soy un contacto cercano de alguien que es positivo, hay algo más que puedo hacer fácilmente ahora que no podía hacer hace unos meses: hacerme la prueba en casa. Las pruebas rápidas no solo están mucho más disponibles en línea y en las farmacias, sino que todos los hogares en los EE. UU. ahora pueden solicitar dos juegos de cuatro pruebas rápidas gratuitas al gobierno federal, ya sea en-líneao llamando al 1-800-232-0233 (TTY 1- 888-720-7489). Actualización: a partir de mayo de 2022, también está disponible un conjunto adicional de ocho pruebas gratuitas. Yo tengo el primer paquete de cuatro pruebas para mi familia listo y esperando en la mesa de nuestra cocina, en caso de que las necesitemos. Si necesito más que eso, puedo comprar hasta ocho pruebas por persona por mes y mi proveedor de seguro médico me reembolsa. Los beneficiarios militares, las personas con Medicare y otros pueden obtener pruebas adicionales a través de otras vías.

Después de dos años de vivir con COVID-19, todos sabemos que no es una buena idea subestimar este virus. Con millones de personas en todo el mundo aún sin vacunar, sabemos que otra variante aún más transmisible que Omicron podría surgir y regresarnos a condiciones anteriores nuevamente. Sin embargo, por ahora, el pronóstico para la primavera y el verano posteriores a Omicron parece cautelosamente esperanzador aquí en los EE. UU. Aprovechemos este momento para recargar nuestras baterías, mientras continuamos haciéndonos la prueba cuando lo necesitamos y para estar atentos a lo que está haciendo el virus en nuestra área. Si ocurre la próxima oleada, y cuando ocurra, estaremos listos.

Vea más artículos de WhenToTest en:

Vida social Viajes Niños y escuela Trabajo