Resoluciones COVID-19 para el Año Nuevo

¡Desde máscaras hasta refuerzos y auto-pruebas, lo estamos agregando todo a nuestra lista de resoluciones para 2022!

Kim Noble
COVID-19 Resolutions for the New Year

Actualización al 2 de junio de 2022: Los CDC y la FDA continúan actualizando quién es elegible para las vacunas de refuerzo. Para obtener la información más reciente, visite el sitio web de los CDC.

---------------------------------------------------------------------------------------Felicitaciones a los pocos que ya han puesto por escrito sus resoluciones para el Año Nuevo. O tal vez ustedes ya las anotaron en su teléfono y programaron recordatorios en su calendario.

Pero desde luego está el resto de nosotros. Como muchos, yo recién estoy empezando a pensar en mis metas para el año que ya está en curso. Mi lista final de resoluciones seguramente incluirá algunas viejas pero buenas: perder peso, hacer más ejercicio, gastar menos dinero, comer más sano, aprender cómo hacerlo. ¿Pero qué más?

Muchas resoluciones populares tienen que ver con ponerse o mantenerse saludable, por lo que parece apropiado considerar algunas nuevas resoluciones relacionadas con COVID-19, la pandemia global que ha dominado nuestra atención y ha afectado la salud física y mental de las personas durante casi dos años. Y ahora con la nueva variante Omicron más contagiosa que domina la escena, estas resoluciones parecen aún más relevantes.

Recibir un refuerzo de la vacuna cuando sea elegible.

La vacunación sigue siendo nuestra defensa más poderosa contra el COVID-19. A mediados de noviembre, los CDC (por sus siglas en ingles - Centros de Control y Prevención de Enfermedades) ampliaron la elegibilidad de refuerzo a todos los adultos (de 18 años en adelante) que recibieron su última vacuna al menos hace seis meses. En diciembre, agregaron a la lista a jóvenes de 16 y 17 años. Y más recientemente, los CDC están alentando la toma de refuerzos para aquellos que recibieron su última vacuna de Pfizer o Moderna hace al menos seis meses, o una vacuna de J&J hace al menos dos meses. Para citar al CDC, "Las vacunas de refuerzo han demostrado su capacidad de aumentar en forma segura la protección a las personas contra la infección y los resultados graves y son una herramienta importante de salud pública para fortalecer nuestras defensas contra el virus". También aumentan significativamente la inmunidad a la variante Omicron.

Y para aquellos que aún no han recibido su primera vacuna, no es demasiado tarde. Los niños de hasta cinco años ahora son elegibles, y continúan aumentando las investigaciones de que las vacunas aprobadas son seguras y extremadamente efectivas para prevenir hospitalizaciones y muertes por COVID-19.

Siga a la letra Y el espíritu de los protocolos de seguridad de COVID-19.

Los protocolos de seguridad de COVID-19 difieren según el lugar donde vive y trabaja o vaya a la escuela, pero tienen un objetivo común: mantenernos seguros. ¡Así que no juguemos con el sistema! Por ejemplo, aquí en Los Ángeles, tengo que usar mi máscara en el interior, excepto cuando estoy comiendo o bebiendo. Algunas personas asumen que cuando están sentadas en un restaurante con un vaso de agua, pueden desenmascararse y permanecer así durante toda su visita. Si bien esto puede ajustarse a lo indicado por la ley, es más sensato considerar la situación en particular y responder en consecuencia. ¿Con cuántas personas estoy en contacto cercano aquí? ¿Todo el mundo está vacunado? ¿Alguien en mi grupo es inmunocomprometido o tiene un mayor riesgo de sufrir efectos graves por el COVID-19? ¿Ya tengo un riesgo elevado de tener o propagar el COVID-19 según mi participación en otras actividades reciente? Hacerme estas preguntas me ayudará a mantenerme a mí y a los que me rodean a salvo.

Hacerme la prueba cuando estoy en alto riesgo.

Ciertamente, cada vez que tenga algún síntoma, me haré una prueba, pero puede haber otras ocasiones en las que sea prudente hacerlo también. Dependiendo de la prevalencia de COVID-19 en mi área, las medidas de seguridad que he tomado y la cantidad de contactos cercanos recientes e inminentes, mi nivel de riesgo puede justificar hacerme una prueba incluso si no tengo ningún síntoma. Usaré el Cuestionario de Riesgo de COVID, que considera todos estos factores, para ayudarme a evaluar mi nivel de riesgo de tener y propagar el COVID-19.

Cuando estén disponibles, me abasteceré de pruebas caseras.

Quiero enfatizar que no tengo intención de acumular pruebas — ni defiendo que otros lo hagan — mientras que los viajes de vacaciones y el aumento de Omicron están agravando el suministro actual.

Sin embargo, cuando la oferta supere nuevamente a la demanda, planeo comprar algunas, de modo que tenga a la mano una pequeña cantidad de pruebas de venta libre (OTC- por sus siglas en ingles – Over the Counter). Estas pruebas rápidas de antígeno tienen la ventaja de obtener resultados en menos de 30 minutos. (Las pruebas de laboratorio por lo general requieren una espera de muchas horas o incluso días hasta que reciba los resultados). Y si tengo algunas en casa, puedo realizar una prueba fácilmente, sin interrumpir mi día, o puedo tranquilizar a todos ofreciéndole una a un amigo si se presenta a una reunión social insistiendo en que su tos es solo un resfriado.

Estas pruebas no siempre han estado disponibles en los Estados Unidos, pero en noviembre de 2021, la administración de Biden declaró que era una prioridad obtener más pruebas de venta libre en producción y en el mercado y ponerlas a disposición a precios accesibles para todos. Ahora estamos empezando a ver esos resultados. Justo antes de las vacaciones, los estantes de farmacias y las principales tiendas minoristas estaban abastecidos más constantemente. Y aunque la demanda es extremadamente alta en este momento, se están autorizando más productos de prueba para uso OTC, y los fabricantes de pruebas están aumentando la producción de tal manera que la oferta debería experimentar mejoras tangibles en los primeros dos meses del nuevo año.

Comprometerme a quedarme en casa cuando esté mal.

Históricamente, he sido terrible en esto, trayendo conmigo mis resfriados, infecciones sinusales, la gripe y quién sabe qué más a la oficina. Al igual que muchas personas, sentí que en la mayoría de los lugares en los que he trabajado, se esperaba que me presentara en la oficina incluso si no me sentía bien (a menos que una enfermedad grave fuera evidente). Pero al hacerlo, probablemente alargué mi propio tiempo de recuperación y puse en riesgo a mis compañeros de trabajo.

Si algo nos ha enseñado la pandemia de COVID-19 es que ir a trabajar cuando se está enfermo es una mala idea. Así que, hay que llamar para decir que estás enfermo si tienes la garganta irritada o de ser posible, trabaja desde casa si tienes ese lujo. Si tiene síntomas de COVID-19, no almuerces con nadie antes de que lleguen los resultados de la prueba. Y si da positivo, hay que permanecer y completar todo el período de aislamiento (¡recientemente acortado!), Incluso si se siente mejor o se está volviendo loco. Mantenga el rumbo, recupérese por completo y mantenga a salvo a todos los que te rodean.

Tomar otras medidas para mantener mi sistema inmunológico fuerte.

Cuando su sistema inmunológico está agravado, corre un mayor riesgo. Aquí hay algunos otros compromisos que yo estoy haciendo para mantenerme saludable:

  • Vacunarme contra la gripe

  • Programando chequeos de rutina

  • Dormir lo suficiente

  • Y esas resoluciones perennes: ¡Ejercicio y comer sano!

Lo animo a que adopte cualquiera de estos que resuenen con usted y que use el Cuestionario de Riesgo de COVID su riesgo de contraer o propagar COVID-19. Y por favor, comparta con nosotros por correo electrónico (info@whentotest.org) o en nuestras redes sociales (LinkedIn | Facebook | Twitter) cualquier otra resolución que tenga en mente para mantenerse a salvo usted y sus seres queridos este año.

Vea más artículos de WhenToTest en:

Vida social Viajes Niños y escuela Trabajo