Pruebas en el hogar: Llevando la prueba COVID-19 a usted

¡No se estrese, hágase una prueba en casa! Conozca cómo ha cambiado el juego de pruebas de COVID-19 con la conveniencia de las pruebas de venta libre.

Liz Ruark
At-Home Testing: Bringing the COVID-19 Test to You

Se despertó esta mañana con dolor de garganta y dolor de cabeza. O su hijo de 10 años tiene secreción nasal. Hace dos años, es posible que simplemente haya tomado un poco de Tylenol y bebido un poco de té de hierbas, o le haya dado a su hijo una caja de pañuelos y le haya dicho que se lave las manos después de limpiarse la nariz. En estos días, hay otro paso que debe tomar: hacerse la prueba de COVID-19 para usted o su hijo.

¿Cómo y dónde hacer eso?

Durante gran parte de la pandemia, sus únicas opciones habrían sido ir a un sitio de prueba y tomar una prueba de PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa). La prueba PCR busca partes del código genético del virus: es el tipo de prueba de COVID-19 más sensible y puede diagnosticar casos muy pronto después de que las personas se infectan. Sin embargo, la mayoría de las pruebas de PCR requieren que vaya a esa oficina o sitio de prueba para obtener una muestra, y luego hay una espera de al menos 24 horas, si no más, antes de recibir los resultados.

En diciembre de 2020, la primera prueba de venta libre para el hogar para COVID-19 recibió la autorización de uso de emergencia (EUA) de la FDA: Ellume, desarrollada con el apoyo de la Iniciativa de Aceleración Rápida de Diagnósticos (RADx® — Por sus siglas en inglés — Rapid Acceleration of Diagnostics)de los NIH (Por sus siglas en inglés — Institutos Nacionales de Salud). Ellume es un tipo diferente de prueba: es una prueba de antígeno, que busca proteínas del virus.

Las pruebas de antígeno tienden a ser económicas y rápidas; los resultados suelen llegar en 15 minutos. La mayoría de ellos son menos sensibles que las pruebas de PCR, por lo que es posible que no detecten una infección temprana o asintomática. (Algunos expertos, como el epidemiólogo de Harvard Michael Mina, han argumentado que las pruebas de antígeno solo diagnostican a las personas que son contagiosas. Pero dado que los científicos no saben con precisión cuánto virus se necesita para ser contagioso, ese punto aún está en debate).

Sin embargo, el uso de pruebas de antígeno en serie — seguidas — más de una vez, supera su sensibilidad inferior y les permite funcionar aproximadamente igual que las pruebas de PCR. Es por eso que casi todas las pruebas de antígeno de venta libre (OTC — Por sus siglas en inglés — over-the-counter)en los EE. UU. se venden en paquetes de dos: se supone que debe tomar una ahora y la segunda en un día más o menos (los detalles varían según la marca de prueba que utiliza).

Las pruebas caseras de COVID-19 nunca han estado tan disponibles en los EE. UU. como lo han sido en Gran Bretaña, Francia y Alemania, donde los gobiernos nacionales las han distribuido sin costo alguno. Pero en las últimas semanas, la oferta ha sido aún más escasa.

Los fabricantes de pruebas redujeron la producción a principios del verano pasado y fueron tomados por sorpresa cuando la ola de la variante Delta inundó a los Estados Unidos. Afortunadamente, la administración de Biden comenzó a abordar ese problema comprando cientos de millones de pruebas y obteniendo el compromiso de los fabricantes de pruebas para aumentar la producción. Según el Equipo de Respuesta al COVID-19 de la Casa Blanca, 200 millones de pruebas rápidas para el hogar por mes estarán disponibles en los EE. UU. a partir de diciembre.

El aumento más reciente de COVID-19 finalmente comenzó a disminuir en los EE. UU., pero la necesidad de pruebas no va a ninguna parte. Nos dirigimos a la temporada de gripe, cuando esos dolores de garganta, dolores de cabeza y resfriados comenzarán a asomar sus feas cabezas una vez más. Solo que esta vez, cuando quiera estar seguro de que no tiene COVID-19, podrá hacerse la prueba un poco más fácilmente — en casa, acurrucado en la cama.

Vea más artículos de WhenToTest en:

Vida social Viajes Niños y escuela Trabajo